Colgar un video en tu blog es fácil si sabes como

Por un tema de trabajo he tenido que colgar una grabación en video de un desfile de moda para mi amiga Nuna en su blog que va bajo WordPress. Estos son los pasos que he seguido.

Extracción del video

El paso del video al ordenador ha sido realizado con iMovie. Muy fácil y liviano, esto fue lo más rápido.
Para los que no son del mundo Mac, iMovie es la aplicación del paquete iLife que viene instalado por defecto en los Macs pero supongo que existirán también programas para PC y Linux.

A este nivel tenia en mi ordenador un fichero .dv de casi un giga.

Después y siguiendo los consejos de mi amigo Gorka, el realizador del video, intenté editarlo con el mismo programa pero el iMovie se me colgaba siempre. Tampoco pude pasarlo a FLV ya que siempre daba el mismo error.
Conclusión: el iMovie es una mierda, así de rotundo y por lo que he podido leer en varios foros, no soy el único en pensar de tal manera y es una opinión bastante compartida. Por lo leído iMovie 6 era bastante mejor pero bueno…

Dadas las prisas por colgarlo opté por no editarlo y pasar la pequeña obra a formato FLV usando el “Adobe Flash CS3 Video Encoder“. Gran elección porque después de ajustar dos o tres opciones y parámetros (calidad del sonido, de la imagen, tamaño, etcétera), como la seda, a la primera.

El fichero ya solo ocupada un poco más de 20 megas.

Publicación en WordPress

Todas las instalaciones de WordPress vienen con un plugin preinstalado llamado WP-FLV.
La verdad sea dicha, es un gran plugin aunque solo este en la versión 0.2 y pienso que cumple perfectamente las expectativas del 95% de los usuarios de WordPress. Como ya podéis imaginar me encuentro en este 5 % que quiere y necesita un poco más.
Así que buscando un poco me topé con una joya llamada “Flash Video Player Plugin for WordPress” que para mi es perfecto y mejor hecho.
Para dar un ejemplo, este plugin me permitió muy fácilmente incrustar el logo de mi empresa en la imagen pero tiene muchas más opciones.

El resultado final es bastante amateur pero como primera experiencia en esto creo que los resultados son correctos. El desfile se puede ver en el blog de Nuna, dura un poco más de tres minutos y espero que os guste.

Los pelos como escarpias

Seis notas y como escarpias, así se me ponen los pelos viendo este pedazo de video de una de las mejores canciones de uno de los mejores grupo que la historia del rock ha parido… en fin se nota que me pone ¿no?

Los que han tenido la suerte de ver alguna vez a U2 en concierto me entenderán perfectamente, los otros podrán tener una -leve, muy leve- idea de lo que es…

El Barbero virtual, experimento de sonido envolvente

Me lo mandó Luis H. este mes de agosto y realmente es “flipante”.
Aunque esté colgado de YouTube lo que realmente aquí importa es el sonido y lo menos lo que se puede decir es que es una maravillosa experiencia de sonido que te envuelve y te transporta a la escena.

Eso si, para poder disfrutar plenamente de la experiencia, te aconsejo que lo escuches a través de unos buenos auriculares.

Papadizi power

Papadizi es un pastor griego. Ya está entradito en años (46) pero no pierde la fe de encontrar un mujer americana a través de Internet y especialmente YouTube.

Ya tiene colgados unos quince videos y empieza a ser muy famoso en el Internet Village. Estoy convencido que tarde o temprano dejará surebaño de cabras y que se ira a vivir con Monica Lewinski o Paris Hilton, seguro.

Papadizi es mi ídolo.

Afeitarse como las mujeres, en clave marketing

 No quiero dejar pasar el día sin presentaros a …, a …, bueno, no sé como se llama pero me ha hecho reír, y mucho.

En realidad es el actor que sale en la web de Philips Bodygroom y nos pretende vender una maquina de afeitar para … todo.

Mi consejo es que no os perdáis ni un link, porque son todos muy buenos. Está todo en inglés pero se entiende bastante bien y las caras del tío este son totales. Y hay más sorpresas.

Según lo que leo en el blog de Territorio Creativo, “el sitio recibió 350.000 visitantes únicos en la primera semana y un millón en el primer mes, e impulsó las ventas de la afeitadora hasta convertirla en el primer producto de cuidado personal en Amazon.com.